Interferencias en CCTV: cómo eliminarla y por qué hay ‘ruido’ en la imagen

Los CCTV o Circuitos Cerrados de Televisión cuyos componentes se encuentran directamente conectados entre sí , creando un sistema de imágenes que no puede ser visto por otras personas que no sean las propietarias de este tipo de solución de seguridad.

Estos circuitos se encargan de enviar las imágenes de las distintas cámaras de seguridad a los monitores. Sin embargo, estas imágenes pueden sufrir interferencias y ruido por distintos motivos:

Cuando las interferencias o el ruido ocurren por problemas con los cables, lo recomendable es chequear que se esté usando un cable de marca reconocida. Para una buena calidad de imagen se aconseja utilizar cables con longitudes totales que no sean mayores a 225 metros o 550, dependiendo de qué clase de cable estemos hablando.

A su vez, se deben usar conectores que cubran todo el contorno del cable porque, de lo contrario, podría producirse falso contacto. Lo mejor es implementar cables coaxiales en un solo tramo, sin empalmes porque el blindaje en todo el contorno del cable evita la inducción de ruido.

No debe hacer empalmes del tipo alambre trenzado. Sin embargo, si sucede que la unión del cable queda expuesta al exterior, con condiciones ambientales adversas, debe utilizar para resolverlo elementos aptos para la cobertura aislante (cinta autovulcanizable).

¿Cómo evitar las interferencias y el ruido?

Como dijimos, el blindaje evita el ruido, rechazando interferencias electromagnéticas superiores a 50 kHz, aunque la radiación ya es algo más difícil de combatir y depende de la corriente que circule por los conductores. Por esto último es que se debe procurar el mantener alejados, por lo menos 30 centímetros, los cables coaxiales de video de aquellos que transportan energía.

Cuando sucede que ambos cables interfieren entre sí, lo que se genera son barras horizontales que se desplazan hacia arriba o hacia abajo en el o los monitores. En cambio, las radiaciones electromagnéticas que son provocadas por rayos o vehículos se ven como ruidos irregulares.

Estos problemas pueden combatirse con pares trenzados o coaxiales, dependiendo el caso. El par trenzado, por ejemplo, es conveniente cuando los componentes del sistema CCTV exceden los 200 metros. Toda interferencia electromagnética y ruido se cancelará porque solo se admiten señales en modo diferencial.

En cambio, si la inducción de ruido se da por loop de tierra, esta puede ser eliminada a través de fuentes de alimentación continuas sin borne de tierra, aislando a la cámara y a su soporte de toda estructura mecánica. Otras posibles soluciones también son:

  • Transmitir la señal por un medio balanceado, con cable UTP y balunes.
  • A través de fibra óptica.
  • Por medio de ‘media converters’.

La fibra óptica es adecuada para cuando precisamos grandes distancias. Sus sistemas de transmisión brindan una imagen de alta calidad, logrando un buen desempeño del sistema CCTV. Este tipo de señal es inmune a bucles a tierra, interferencias electromagnéticas (EMI) y a los cruces a las interferencias de frecuencias de radio (RFI).

Ahora ya sabes por cuáles razones pueden producirse las interferencias y el ruido en los sistemas CCTV. ¿Estás listo para eliminarlas por completo?

¿Tenés alguna duda o consulta? ¡Dejanos tu comentario!